Historia

  Fundación de ixtaxochixtlán.


Desde el punto de vista local, Juchitán ya era un asentamiento muy importante desde hace más de 1500 años A.C., conocido en esa época como Laguna Biahuidóꞌ entre los binnizá o zapotecos del Sur del Istmo y es conocido actualmente como Laguna soꞌpeꞌ por antropólogos como Judith Francis y Robert Zeitlin, quienes nos comparten los siguientes datos:

Su primer asentamiento se situó en el margen del río Las Nutrias, se localiza en un sitio conocido como Laguna Soꞌpeꞌ, localizada a dos kilómetros al sur de Juchitán y a casi un kilómetro al este del río de los perros. Su antigüedad data de 1500 a 1100 años A.C. y por lo tanto es conocido como fase lagunita1.

   El ejército azteca continuamente realizaba expediciones hacia el sureste, acampaban en Ixtaxochixtlán bajo las frondosas sombras de los árboles de guieꞌ xhuubaꞌ, guanacastle, tapoꞌmboꞌ, gulaberes y tamarindos, localizados al margen del río Guiiguꞌ Bicunisa, que se caracterizaba por mantener su curso de aguas cristalinas donde abundaban las nutrias, conocido localmente como perro de agua, razón por la cual adquiere el nombre mal llamado de río de los perros.
   Con el paso del tiempo Ixtaxochixtlán va creciendo y su nombre original se modifica a Xochixtlán, posteriormente con la conquista española, se deforma el término a Xuchitlán, luego a Suchitán y finalmente se castellanizó a Juchitán, pero los frailes dominicos, con la intención de imponer la religión católica lo vuelven a modificar por el nombre de Xhavicende-Juchitán, o sea “Debajo de San Vicente”, en honor al santo patrón San Vicente Ferrer, traído por ellos de España.
   El pueblo de Juchitán se fundó con los descendientes de aquellos valientes y decididos guerreros zapotecas que llegaron un día a aposentarse en las márgenes del caudaloso río Guigu’ Bicunisa. Su establecimiento en estas tierras tenía como misión la de observar los movimientos del ejército azteca en su paso al Soconusco, estos bravos guerreros tenían la consigna de combatirlos si venían en un plan hostil, posteriormente los diferentes asentamientos zapotecas y otras razas que se arraigaron se fusionan y se fortalecen, ésta es probablemente la razón de costumbres y que el zapoteca del sur del Istmo sea combativo y sepa defender sus derechos, conservando a la vez su lengua nativa, sus costumbres y tradiciones en el nacimiento, la vida y la muerte2.

1 Jiménez López Gonzalo, Historia de Juchitán, Primera Edición en español 2000, D.R.COBAO, Oaxaca, Mexico. p. 8.
2 Jiménez López Gonzalo, Juchitán Testimonio de un Pasado Mágico, Primera Edición, Oaxaca, México, 2005, pp.15-16.